¿Tiene sentido el derecho al olvido en internet?

¿Tiene sentido el derecho al olvido en internet? agencia seo barcelona

 

Desde que empezó todo esto de internet, cualquiera de nosotros se ha registrado en uno u otro sitio, dejado un comentario, o quizá pasado un tiempo ha empezado a escribir un blog. También hemos podido ser objeto de quejas o de reclamaciones de terceros con o sin motivo. Quizá el problema de internet y a su vez su punto más neutral, es que cualquiera puede hablar de cualquiera, y casi nunca se comprueba si lo que se dice o se escribe en un artículo es veraz. Existen personas que se han visto perjudicadas por los comentarios reales o no que terceros han hecho sobre ellos en internet. Esos artículos, y comentarios siguen ahí y hasta ahora Google no había creado un mecanismo para que cualquiera pueda solicitar la eliminación de una url de internet. A esto se le llama derecho al olvido, para algunos ha sido un duro golpe para Google forzado a eliminar resultados de búsqueda y a crear un proceso, y para otros ha sido un triunfo de la privacidad, a la cancelación u oposición a nuestros datos personales.
Pero no es tan sencillo como parece. Para que un usuario consiga que Google elimine una url solicitada a través del formulario correspondiente, tendrá que iniciarse un estudio del motivo y apelar también la libertad de expresión, el derecho público de conocer y distribuir información. Lo que se debate en cada petición es hasta que punto es lícito eliminar una url de internet, sin eliminar los derechos de unos o de otros. El formulario que Google ha desarrollado para este fin, indica que aún no está terminado el proceso completo, pero evidentemente el primer paso de facilitar las urls y aportar el DNI, o documento acreditativo, ya está totalmente operativo.
Lo cierto es que también el usuario es responsable de la información que deja en internet, en ese sentido una buena forma de evitar estos procesos legales son los criterios de sensatez a la hora de facilitar nuestros datos personales a un tercero. La sociedad actual tiene la capacidad de que todo el conocimiento quede indexado y esté disponible para cualquiera que tenga un dispositivo con conexión a internet. El derecho al olvido parece una forma de que los usuarios puedan evitar que en internet existan páginas que hablen de ellos, pero desde luego no evita que dicha información vaya por otras vías, o lo que es lo mismo, el olvido es un proceso de nuestro cerebro, no es un derecho, aunque no esté en internet existen hechos de los que no podemos escapar.
Por ello el derecho al olvido puede interpretarse como un absurdo, porque al solicitar la eliminación del buscardor, en este caso de Google, no supone que dicha url se elimine del lugar donde se publicó. Es realmente sencillo no indexar una página en Google, utilizando el archivo Robots.txt, pero parece que esto no se ha contemplado a nivel europeo. Google es únicamente un intermediario, por tanto no es el responsable del contenido que se muestre en la página en la que se aloja el contenido. El tribunal de Justicia de la UE cree que lo correcto es que google no indexe las páginas con el material conflictivo, en vez de eliminar ese material conflictivo. El final apocalíptico de esta medida será que Google únicamente indexe información que no moleste a nadie.

agencia seo barcelona

Share this post

No comments

Add yours